sábado, 5 de septiembre de 2015

If I'm losing you again











And the bright rings we got in summertime

Seemed like a breath of fresh air back in the summertime

When we were more like brothers, that was years ago

So if it doesn't sing like a broken chord



I'm running out of heart today

I'm running out of open road to you

When I know you are emoting and you're dazed

Is something broke inside you, cause at the moment

I'm lost and feeling that I don't know

If I'm losing you again



And when we fly tomorrow over the Java seas

And my younger match will be there with me

Cause they remind me of swimming out too far one day

When the coral was gone, but I didn't care anyway



I was running out of heart that day

I was running out of open road to you

And I know I was emoted, I was dazed

Is something broke inside me, cause at the moment

I'm lost and feeling that I don't know

If I'm losing you again



I'm running out of heartache

Just sitting out the constant doubt in my day

But I don't know what it is

I'm sweating out the toxins

Is my terracotta heart breaking? I don't know

If I'm losing you

If I'm losing you again

miércoles, 2 de septiembre de 2015

A veces es demasiado tarde

Para enmendar errores en el camino, a veces se llega el punto de inflexión de una persona y no se puede volver a lo que era en un tiempo atrás. Me di cuenta demasiado tarde, y me queda como reflexión no cometer el mismo error por 3º vez.

La quiero, lo intento/intenté (creo haberlo hecho esta vez), pero mis sentimientos no llegaron a romper esa barrera. Esa barrera que yo igual construí con comentarios de mierda y con actos despreciables. También pelee día a día contra mis propias ideas egoístas, quería demostrar lo mejor de mi, y bueno, lo que de verdad siento. Me arrepiento en parte de muchas cosas, y no entenderte de la mejor manera. También no de haber podido ser yo esa persona en que sacarás toda tu confianza.

Igual a veces solo necesitaba un poco de tu atención, sólo eso me bastaba para hacer un día mejor. Pero tienes tus problemas y yo los míos que me desbordan por día. No soy lo suficientemente estable aún para hacer cosas. Quizás aún me distancio mucho de las personas cuando me veo aproblemado, siendo que debería apoyarme un poco más.

Yo igual voy a estar ahí para ti, somos amigos, al menos eso creo y siento, y ya eso es lo más importante. Me dolerá quizás un tiempo, pero no te volveré a querer de igual manera, creo. De todas maneras has sido una persona importante en mi vida en estos últimos 3 años, y de verdad me gustaría seguir hablando con el paso del tiempo. Aunque, hay días, en esos oscuros, que dudo de que si de verdad piensas de esa manera de mi ... pero se me pasa rápido.

Aunque todo es una lástima, debí ser un poco más yo, no tanto un niño mimado y triste. Tan sólo me hubiese gustado, no tener algo formal propiamente tal, sino algo de confianza mutua y de afectos sinceros. Seguir un camino a la par y sonreír.

Sólo me da pena, bastante.

miércoles, 5 de agosto de 2015

Basta

Simplemente, Felipe basta.

Basta de esa falsa y patética autocomplacencia en la que te has encerrado. Basta de las excusas por montones, que están para ahí para justificar lo injustificable. Basta de maldecir al cielo por las cosas sucedidas y quedarse en un rincón lamentandose por tus propios actos. Basta de decir sin actuar o de actuar sabiendo que lo haces mal, o aún más, de actuar al réves de lo que realmente sientes o piensas. Basta de ser un niño, un niño mimado que mira como todos van creciendo y aprendiendo y se ve a si mismo detenido en el tiempo, con miedo al futuro. Basta de ese mismo miedo y temor al futuro, de ese que te paraliza tanto y del cual salen todos tus defectos de cáracter.

Me escribo esto en forma de manifiesto, para leerlo y recordar cada palabra, de que necesito parar, de un punto de inflexión. Me he convertido en un hombre que no quería ser, pero se que no soy así. No esperanzas, sino de darme cuenta al fin.

He estado ya años viviendo de una manera autodestructiva, aferrandome a ideales y a pensamientos distorsionados. Acá mismo en el blog hay una especie de "rezo al futuro" sobre el como no actuar... y ese mismo pensamiento lo he usado para distorsionarme a mi mismo.

No quiero que esto sea así para siempre, quiero rescatarme de mi propia mente, que me ha(he) hecho actuar de manera egoísta ante mis seres queridos. Dejar de querer controlar, de querer que todo sea según lo planeado de manera autoritaria en mi mente. Quiero volver a actuar con el corazón, no negarme mi forma propia de ser. Al actuar desde el corazón, sin excusas ni temores, podré cometer nuevos errores, pero no pasaré a llevar mis reglas, mis valores ni mi forma de ser.

Quiero volver a ser esa persona con esperanzas, motivado (en parte) a lograr nuevas cosas. A querer sin controlar ni herir, que la gente sepa que con ellos soy como realmente me siento con ellos, y con el paso del tiempo sanar esas heridas que yo mismo he abierto.

Pero pese a todas esas heridas, las que realmente debo sanar son las mías. Al eliminar de a poco mis excusas, cumpliré mis obligaciones, seré un poco más independiente. Necesito dejar de temerle al mundo y extrapolar en ellas mis propias iras. Debo dejar de manera urgente de reflejarme en otros.

Quiero pedir perdón a todos, perdón a mi mismo. Pero parar de hacer el perdón una palabra tan vacía, que se use para todo. Solo usarla cuando nazca de corazón.

Tengo miedo de que esto sea uno más de las tantas cosas que diga (hasta acá mismo) que queda en nada, Que luego de un tiempo vuelva a pensar esto mismo y así se repita un ciclo torpe, violento.

Necesito dejar al niño de lado, no a la inocencia, no a la forma de ver el mundo, sino al niño que está amurrado dentro de mi, el que se niega a avanzar. Ese necesita madurar y dar un paso adelante. Por más que me da lata decirlo, necesito ser el hombre que quiero ser. Y el tiempo para ello se acaba.